Aprendiendo a ligar...a los 30!!

Si hay algo más difícil para una persona que llegar a la treintena soltera es alcanzar tan redondita cifra con pareja y quedarte sin ella a los pocos meses de cumplir los 30…

Al principio, como en cualquier otra ruptura, la sensación es de auténtica liberación. Disfrutas de la soledad como hacía tiempo, y conviertes cualquier momento cotidiano en un ratito especial en el que te conoces a ti misma. Incluso disfrutas de tus cuidados personales y te haces una manicura y una depilación a conciencia…sin saber muy bien para qué…

Pero a los pocos días tu soledad no es suficiente (ni siquiera con la compañía de Christian Grey) y, casi sin darte cuenta, tus hormonas se revolucionan y comienzas a apreciar los piropos de los chicos y a fijarte en lo guapo que es tu compañero de trabajo, el hermano de tu amiga o el vecino del quinto… Y te preguntas a ti misma “¿dónde estabais hace dos meses?” Y te contestas, “estaban ahí, amiga, pero tú estabas ciega!!!”.


Para colmo la fiestera que siempre llevaste dentro tiene más ganas de salir de marcha que nunca y te alegras taaanto de no haberla abandonado... Y lo pasas mejor que bien, te arreglas con toda la ilusión, bailas, bebes…y aguantas toda la noche… e incluso dos noches seguidas!! (esto sí que pensé que lo había abandonado, lo reconozco, pero estoy en forma!!).

Y es entonces, después de varios días y noches disfrutando a tope de la vida cuando te das cuenta…Y es que lo difícil de estar soltera a los 30 no es salir, ni estar animada, ni conocer gente, ni resultar interesante…lo realmente complicado es ligar.

Si comentas con los solteros de tu entorno te machacan con ideas del tipo de “el mercado está fatal, prepárate”, pero no quieres creértelo y te tiras a la piscina, hablas con muchos chicos y hasta conoces a alguno que te llama la atención, pero la verdad es que hace 4 años era todo mucho más fácil.

Treintañeras Solteras y en la Adolestreinta

Ahora los treintañeros solteros tenemos demasiadas experiencias, llevamos demasiados fracasos amorosos a la espalda y estamos tan quemados de la vida que, aunque en el fondo buscamos el amor, no queremos por nada del mundo perder nuestra independencia, y esto complica las relaciones…

Pero hay algo aún peor: ahora existe el WhatsApp, tan maravilloso para hablar con tus amigos y tan horrible para ligar… Y es que por si no tuviéramos bastante a los 20 con esperar ansiosas una llamada (móvil en mano) ahora, además, tenemos que obsesionarnos con la “última conexión” y ese puñetero “en línea”… (Lo juro, a mi próximo ligue le doy mi teléfono fijo y se acabó el problema)

Eso sí, el subidón que provoca leer “escribiendo…” no lo cambio ni por un SMS de 200 caracteres…

Si te gusta lo que lees en Adolestreinta no olvides seguirnos en Twitter o en Facebook 

Votar en los Premios Bitacoras.com


 

2 comentarios:

felipe calderon dijo...

Como bien dices es muyyy complicado ligar a los 30 sobretodo para los que como yo sale de una relación de años y no sabemos cuales son los códigos para volver a enamorar a una persona, es como volver a aprender todo.

Lezly Izunza dijo...

Es de lo peor jaja. Lo único bueno que yo no me encuentro enamorada de nadie y ni así puedo ligar

 

Síguenos en Instagram

Lloros, ruegos y regalos caros a...

adolestreinta [@] gmail [.] com


Sigue ADOLESTREINTA en Bloglovin


Más Adolestreintas que leer

Y también en Google +

About