Hedonistas y Conformistas

No sé si han sido los 30, las experiencias vitales o ambas cosas pero los últimos meses me han ayudado a entender que nadie se muere por nadie, que sentirse solo es horrible pero pasar ratos a solas es maravilloso y que, aunque parezca que hay muchos tipos de hombre, todos pertenecen a uno de estos dos grupos: los conformistas y los hedonistas.
Como comprender a un treintañero, Crisis de los 30 hombres



Los conformistas, también conocidos como “niños de mamá” son los más fáciles de reconocer. Al principio pueden engañarnos pero a la mayoría se les ve el plumero desde el segundo 1. Sus características principales son que van de independientes y no saben ni poner la lavadora y que van de autosuficientes pero sólo buscan a una chica que pueda sustituir el papel de su madre… Si pasas por el aro, puedes tener a un conformista a tu lado para el resto de tus días, pero OJO! porque esta clase de chico no evoluciona, vive feliz en su comodidad absoluta y no tendrá ningún problema en volver a los brazos de su madre en caso de ruptura. La experiencia me obliga a advertiros de que no debéis luchar por una relación con este tipo de hombre, pero si alguna se atreve que prepare toda la artillería porque las mamás de los conformistas (culpables absolutas del carácter de sus “niños”) están de guardia las 24 horas del día y por sus hijos MA-TAN.

Como comprender a los chicos, Crisis de los 30 hombres

Los hedonistas, por su parte, son aquellos chicos que sólo piensan en sexo, sexo y…más sexo. Sin embargo, (y tras un profundo análisis) he llegado a la conclusión de que, a pesar de su aparente simpleza mental, son un grupo mucho más complejo. Y es que, aunque reconozco que a muchos se les ve venir, los chicos también han aprendido algo con el cambio de década y ahora estos a los que he decidido denominar “hedonistas” pueden resultar extremadamente encantadores hasta el punto de conquistarte cual caballero andante con el fin de que te enganches y ellos reciban su recompensa.... Así que sólo hay que tener cuidado con una cosita: no mezclar los conceptos de amor y sexo. La clave para ello: centrarnos en disfrutar y divertirnos tanto o más que ellos, que ya me lo explicó a mí muy claramente un hombre hecho y derecho de más de cuarenta…(la verdad, tanta sinceridad me dejó sin libido pero al menos aprendí algo).
Cómo encontrar el amor, Crisis de los 30


Yo no sé qué opináis vosotras pero a mí el segundo grupo me parece mucho más atractivo, al menos hasta que aparezca algún chico que no cuadre en ninguna de las dos categorías, (inexplicablemente no he perdido la esperanza…) porque ¿a quién queremos engañar?, a nosotras también nos gusta el sexo!! Sólo que, si puede ser, preferimos unas risas y algún plan divertido previo!! Y eso, ya os digo que los treintañeros, cuando quieren, saben hacerlo.

3 comentarios:

Asynjur dijo...

Estoy totalmente contigo sobre los del segundo grupo. aunque es un grupo que te los empiezas a encontrar por encima de los 40, ¡¡puf!!!

Besos

beamijita dijo...

Metemos a ambos grupos en una batidora y hacemos el grupo perfecto...aunque el rollo de la mama de los conformistas NO MOLA NADA! ;)

Patriola mola dijo...

Claro que sí! muy bien dado... yo creo que tengo un novio conformista! jajaja

 

Síguenos en Instagram

Lloros, ruegos y regalos caros a...

adolestreinta [@] gmail [.] com


Sigue ADOLESTREINTA en Bloglovin


Más Adolestreintas que leer

Y también en Google +

About