PEKEÑO PONY - My best friend

Se puede decir que soy un poco rara. No sé, por lo menos eso me han dicho siempre y puede que sea verdad.

Puede ser que haya hecho cosas o actuado de formas que puedan llevar a esa conclusión.

Puede ser que tener de mejor amigo a un flotador en forma de pony multicolor con una cresta rosa haya influido. Pero, con el corazón en la mano, puedo decir que fue el mejor amigo de todos.

Pekeño Pony.


Puede parecer que se me va la olla (vale sí, se me va tela) pero no es el caso. En mi familia, en mi círculo, todos mis amigos conocen a Pekeño Pony. Ha pasado tanto tiempo con nosotros que se ha convertido en parte de nuestra familia. Allá donde hemos ido él ha estado allí. De hecho ha estado en más fiestas que muchos de nosotros.

Durante más de 5 años ha venido a fiestas, barbacoas, campings, festivales y cumpleaños. A todo lugar donde hubiese buena música y buen ambiente. Regalando paz, regalando momentazos. Su leyenda se creó en el Summercase, festivalón al que fuimos y donde Pekeño Pony se hizo el puto amo. Lo soltases donde lo soltases siempre volvía (y no es coña). Lo quisieron comprar, regalarle drogas, fotografiarse con él. Yo flipaba y él se alzó como guía espiritual de toda la pandilla de locos que tengo alrededor.


Y desde entonces siempre ha estado aquí, con nosotros. Uniendo a la pandilla y haciendo nuevos amigos. De hecho, con él pasé una de las mejores noches con Lorringa, el día que la conocí o poco después, ya no recuerdo...Todavía recuerdo a Pekeño Pony, a las flipadas de mis amigas, entre ellas Lorringa, y a mi saltando como si no hubiese un mañana con los 2many Djs sonando y con el megatrón arrebatándonoslo todos. "LO QUE EL MEGATRÓN TE DA EL MEGATRÓN TE LO QUITA"

De esa noche hay fotos y fotos de Pekeño Pony con un montón de peña que no conocemos...Así son las cosas...Él es un ente propio.


Pero toda relación llega a su fin y un flotador de plástico tiene sus límites, por muy Pekeño Pony que sea y por mucha droga que se le haya ofrecido. Y así ocurrió, mis pequeños vástagos, como mi mejor amigo nos dejó...

Fue en la fiesta de despedida de mi Cueva, mi casa de Madrid. Mira que era chica pues no te imaginas la cantidad de gente que había allí, entre ellos Lorringa of course. Y de entre la masa surgió para dar su última boqueá Pekeño Pony, de entre sus cenizas (porque hay que reconocer que en el último año ya ha estado muy desmejorado el pobre...). Retozó, relinchó y lo dio todo con nosotros. Como si no hubiera un mañana. Yo no recuerdo muy bien lo que pasó esa noche, lo único que sé es que cuando volví a mi casa, ya de día con la luz del lorenzo dándome en los ojos, me encontré a Pekeño Pony K.O. total, en la bañera, con unas cuantas chustas y un cubata derramao por to lo alto, y eso es verdad como la vida misma.


No se quien le dio tan feliz final pero se lo agradezco. Murió como vivió, dándolo todo. Que la fuerza de Pekeño Pony te acompañe.

Descanse en paz mi gran amigo, te echaré de menos mil. Siempre serás my best friend.

Pekeño Pony 2007-2013

PD: Tengo muchas más fotos mejores que estas de Pekeño Pony, pero perdidas entre cajas y cajas. A todo aquel que tenga fotos de él que me las envíe.


2 comentarios:

Patriola mola dijo...

Querida, ha sido uno de los post más tiernos que he leído. A punto he estado de llorar, pero pequeño pony no se merece lagrimas... :)

beamijita dijo...

Pekeño Pony no se merece lágrimas solo alegría, así que na!! To el mundo a recordarlo y a reirse!!

 

Síguenos en Instagram

Lloros, ruegos y regalos caros a...

adolestreinta [@] gmail [.] com


Sigue ADOLESTREINTA en Bloglovin


Más Adolestreintas que leer

Y también en Google +

About