La Matriarca y el fútbol

Estaba escribiendo sobre la diferencia entre Madriz y la Ciudad Sin Ley, o como la Ciudad Sin Ley gana en germen adolestreinta;  pero ha aparecido La Matriarca y ha tirado por tierra toda la inspiración y claro... nadie mejor que ella para ilustrar a lo que me refiero: El incremento en las ciudades pequeñas de nuestro sentimiento pavil.

La Matriarca, siempre joven, siempre bella, siempre niña y siempre locuela. Más quisiera la Saritísima!!!

Pues el otro día viendo uno de los partidos de la selección (que nunca pensé yo que le interesara a ella mucho eso del fútbol) soltó prendas como:


"Lorringa, ¿por qué Messi no juega este año en la selección?" o "El Iker tiene suerte y se las encuentra y es que claro, está preocupado porque se ha comprado una casa nueva monísima con la carbonero ¿sabes?". Intenté por un momento explicarle que claro, que Messi no era español, a lo que su indignación llegó a niveles máximos. "Entonces, ¿por qué jugó el año pasado?". Al comprobar que la batalla la tenía perdida me di por zanjada la conversación con un "no sé mamá, tendremos que investigarlo".

Ahora he sido exiliada al campo (sin cobertura, sin Internet, pero con piscina y huerto oigan!) y no por gusto, sino porque he tenido que ceder mi cuarto. Ahora resulta que la madura aquí soy yo.
Tranquilos, a eso sé ponerle remedio; ya lo iréis viendo.

Después de todo lo vivido en estos primeros días de vuelta al hogar he descubierto una nueva filosofía vital:

No importa cuan adolestreinta te creas, siempre te habrá alguien que es lo más que tú.

1 comentarios:

Patriola mola dijo...

Ay esas madres... Lo saben todo, y punto! jejeje

 

Síguenos en Instagram

Lloros, ruegos y regalos caros a...

adolestreinta [@] gmail [.] com


Sigue ADOLESTREINTA en Bloglovin


Más Adolestreintas que leer

Y también en Google +

About