Dónde pongo el huevo...

Recién aterrizada que me encuentro en la capi. Otra vez aquí. Mi vida parece un eterno día de la Marmota, un bucle infinito. Alguien ahí arriba tiene que estar riéndose a mi costa, partiéndose el ojete cada vez que me ve correr de un lado a otro cual conejo blanco de Alicía en el País de las Maravillas.


Esto es un puto cachondeo.

Todavía sin poner el huevo en ninguna parte, con todo en cajas, maletas y mochilas. Llena de picaduras de chinches (por dios que sean de chinches y no de otra cosa peor) y con una caraja tan monumental que deberían hacerme caso de estudio.

Vamos, que he regresado en la semana que más calor hace de to el verano. Carajo, puede ser posible que se me queden pegaos los zapatos al asfalto... con lo bien que estaba yo en la playa coño, quien me mandaría a mi dármelas de orgullosa y responsable y ponerme a trabajar.

Si es que yo nací para ser mantenida, cada vez lo tengo más claro. Para que me adorasen y venerasen. Para dedicarme a mis labores, como decían las antiguas. A ver, ¿donde esta ese muchimillonario que me mantenga? Que soy una niña la mar de apañá y amena y tengo estudios. Palabrita del niño Jesús...


Y es que mi primera semana en Madrid ha sido... pues como todas las primeras semanas cuando llegas a un sitio nuevo (aunque solo te hayas ido dos meses). Una completa locura.

Mi nuevo curro bien. Jefe muy "lo que tu quieras" (mano en alto, agitándola, modo loquito), vamos...que pasa de tu culo pero tampoco te fastidia. Oficina congelador llena de chinas y coreanas hablando raruno todo el día (y es que lo siento, pero me hace mucha gracia como hablan y más si hablan español, que parecen que están todas metidas dentro de un botijo jajaja!), mucha preñada (decirme de que agua bebéis cariño porque yo no quiero coger ningún virus, que to lo malo se pega) y mucha niña mona pero ninguna sola. Mu ameno todo, vaya.

Por el resto pues que queréis que os cuente. Llegue en plena Fiesta de la Paloma así que imaginen. Como la Topacio en su mejor momento. Jurando y perjurando que no iba a volver a llenar mi casa de basura y trastos recogidos de fiestas y despiporres, para terminar la noche con una boina de chulapo y unas orejas de ratón rosas con lucecitas...y es que por mucho que la mona se vista de seda...mandril se levanta... (o algo así era no...)

Así que na, compuesta y sin novio, sin un charly, sin na que llevarme a la boca pero con ganas y talento pa regalá. Así me he levantado hoy. Mañana dios dirá, y dentro de seis meses no solo lo dirá él, sino también mi nuevo jefe jajaja...y mientras yo cada día más adolestreinta y es que, salga bien o mal, a mi me la sopla todo...

Palabrita de adolestreinta...


2 comentarios:

Asynjur dijo...

Chica, vaya panorama, yo estoy deseando coger las vacas, porque me esta a punto de entrar en corto el cerebro, cada día entiendo menos de que va mi curro y cada día es una cosa nueva de la que se supone que has oido hablar, al menos en sueños.
Si pillas un charly dime donde, porque creo que es lo necesito para desconectame de mi misma un ratillo que estoy que no me aguanto ni yo.

Patriola mola dijo...

jajajaja, la próxima foto adolestreinta, que sea con nuestras orejitas rosas! jajaja

Bienvenida a la Capi, se te echaba de menos!

 

Síguenos en Instagram

Lloros, ruegos y regalos caros a...

adolestreinta [@] gmail [.] com


Sigue ADOLESTREINTA en Bloglovin


Más Adolestreintas que leer

Y también en Google +

About