Despedida de soltera sin solteras

El mes pasado fui a la despedida de soltera de una de mis mejores amigas. Ella se casa, así sin más, sin dolor ni miedo ni na...Yo la miro y solo veo un pequeño gatito de ojos enormes que pide que le cuiden o mejor aún... que terminen con su sufrimiento... Una boda... buaaa... yo de verdad que todavía no se como la gente se casa...

Pero bueno a lo que vamos. La gente se casa y los que no lo hacemos organizamos despedidas de solteros para liarla pardaca y cogernos un buen morazo. Como manda la tradición.

Ese era mi único propósito del finde y el del resto de féminas que iban conmigo también...al principio. 

Al principio todo iba bien. A lo Ramoncín en los 80, solo queríamos litros de alcohol corriendo por nuestras venas. Disfraces de los 80, un juego de mesa, un montón de bebida. Y en mitad del juego una prueba de beber. Solo beben las que no tengan novio...
Cara de póker...Todas se mean, se parten el ojete, codazos por doquier, se miran cómplices de sus vidas con novios, perros, maridos o churumbeles. No bebe nadie...

Hasta que yo, como mi triple cara de póker miro a un lado y a otro y digo ¿en serio? ¿Voy a beber yo sola? ERA LA ÚNICA SOLTERA DE 12 TÍAS!!! LA ÚNICA!!!


Jarro de agua fría y grito unificado de todas las demás en plan ¡I can´t believe it!...ya ya...más bien la que no podía creerlo era yo...

Y en ese preciso momentos lo vi claro...el nuevo objetivo de la despedida era buscarle un novio a la menda para que estuviese entretenida durante la boda. Y que conste que yo agradezco el gesto jajaa, pero como que no...

Como Lorringa en sus mejores tiempos y en su huida solteril yo me vi ya rodeá de gorrinos y vacas...casi me da un síncope...me falto tiempo para correr como si no hubiese un mañana.

Hay que explicar que es que mi reinita bella que se casa y muchas de las magníficas ochenteras de la despedida tienen novios y hombretones de campo, como yo digo... De los que les gusta ir de caza, criar bichos y esas cosas...De los heterosexuales que quedan pocos (porque si llevas tanto como yo preguntándote donde coño se meten los heteros en este puto mundo, en esa despedida me quedo claro. No están en malasaña, están en un campito como reyes criando gorrinos y poniéndose finos...todos unos señores...)


Así que ellas lo vieron claro. Vieron la oportunidad de tenerme tranquilita durante la boda y que no diese mucho el coñazo con el megáfono (siiiii, teníamos un megáfono y yo era grande con él...muy grande...todavía lo echo de menos...) y además de quitarse de en medio a alguno de sus colegas solterones que no hay manera de arrejuntar con nadie por canallas...

Todo un planazo. Yo me cerré en banda, me aferré a mi soltería bizarra y mi dignidad de zorrón empedernido y aguanté el temporal con un estoico "yo estoy estupenda, no quiero ni novio ni na, me sobro y me basto..." (muy digna yo...)

Pero eso sí...si cae una alegría en la boda no seré yo la que diga que no...pero eso sí...por dios...que no tenga gorrinos...que yo soy mu cosmopolita...

Si te gusta lo que lees en Adolestreinta no olvides seguirnos en Twitter, en Facebook o en Instragram








0 comentarios:

 

Síguenos en Instagram

Lloros, ruegos y regalos caros a...

adolestreinta [@] gmail [.] com


Sigue ADOLESTREINTA en Bloglovin


Más Adolestreintas que leer

Y también en Google +

About