Que nos vamos de famoseo oiga...

Ante todo tiene que quedar claro que me considero una mujer-barra-bestia parda-barra-despojo humano de mundo. He viajado mucho, he visto cosas que vosotros no creeríais (a lo Roy Batty en Blade Runner, toda chunga yo...), he conocido gente rara a puntapala...

Yo, que me creo capaz de sobrevivir hasta al Apocalípsis aunque solo sobrevivan las cucarachas y Pete Doherty. Yo, que hablo hasta debajo del agua con todo ser inanimado. Yo... me vi superada el otro día por mi vena paleta más latente, así hay que decirlo...

Porque todos tenemos un Paco Martínez Soria dentro de nosotros al igual que todos tenemos un lado Carmina (el mio muy desarrollado por cierto)...



Yo, apoyada incondicionalmente por la Yerbas (colega infatigable donde la haya y alma de guateque) tenía un cumpleaños este fin de semana. Hasta ahí todo guay. De un amigo de la facu, nuestra primera marica en toda regla, todo un señor. Él, uno de los pocos de todos nosotros que ha progresado adecuadamente (es agente de actores uuuhhh como mola tu gramola), nos invita a una fiesta en su casa, en su terraza más grande que mi piso (ya empezamos mal, con envidia a tope...)

Allá que vamos después de todo el día de picnic en el parque, de chancleta y vino a gollete. Nosotras, esperándonos encontrar con todo el séquito de la carrera en modo revival. Nosotras, que en un momento de lucidez decimos "enga, vamos a casa a darnos unas aguas y así nos cambiamos", porque íbamos a ir directas del parqueo guarro. Bendito momento de lucidez...

Nosotras, que llegamos con nuestro botellón sobrante de la fiesta de la semana pasada y nuestra botella de plástico rellena de Jägermeister (adorar al ciervo cabrones!) más gitanas imposibles, llamamos esperando que nos habrá uno de estos flipados y zas en toda la boca, quien te abre la puerta es Javier Cámara...

Ay omá! Ambas con la cara de mayor paleta del mundo mundial. La Yerbas me mira, yo la miro, entramos como bambi sin hacer ruidito sabes...Y nos encontramos en la terraza a la creme de la creme de la televisión española. Era de esperar si compartes piso con María León, pero no lo vimos venir...


Y tu, que solo piensas en "menos mal que no he venío en chanclas...", miras a todos lados como sin saber que hacer, sin saber como comportarte, pensando además "dios como se llamaba ese y donde salíaaaa".

Al final superada por las circunstancias, te quedas en una esquina bien colocada, con tu peña de siempre, te coges un pedo como un mulo y le terminas diciendo alguna pamplina a alguno porque si no tú no te puedes ir a dormir tranquila. 

Y al día siguiente no sabes si contarlo o callarte y guardártelo para ti. Porque decir "ayer estuve en una fiesta con Paco León y Javier Cámara" queda de puta madre, pero decir "ayer estuve en una fiesta con Paco León y Javier Cámara y me quedé en un rincón superada por las circunstancias bebiendo un gintonic tras otro" no queda tan bien...

Eso si, a Antonio no se lo perdono, que eso se avisa, una se pone las grandes galas, se prepara un numerito y espera a ser descubierta, que ya es hora coño!!!

Si te gusta lo que lees en Adolestreinta no olvides seguirnos en Twitter, en Facebook o en Instragram





1 comentarios:

Patriola mola dijo...

jajajaja, que tú eres una artista igual!!! jajajaja que bueno!!!

 

Síguenos en Instagram

Lloros, ruegos y regalos caros a...

adolestreinta [@] gmail [.] com


Sigue ADOLESTREINTA en Bloglovin


Más Adolestreintas que leer

Y también en Google +

About