Eterna tensión sexual...

Que el amor no es una ciencia exacta es algo que, a estas alturas de la película, tenemos más que claro. Pero estudios recientes de una servidora han descubierto que existen dos premisas científicas que marcan la manera en que nuestros sentimientos hacia otra persona crecen en el corazoncito.

1.- Ensayo-error. Es decir, primero me enrollo contigo y si no me gustas a otra cosa mariposa. Creo que es la manera más inteligente de enamorarse, y la mayoría de la gente se basa en esta premisa, pero yo soy incapaz…Y no dudo de que la compenetración bajo las sábanas es muy importante para que una relación funcione. Pero de verdad que cada día me da más pereza probar con un tío que no tengo claro si me pone.



2.- Causa-efecto. O sea, tonteo y más tonteo y al final, me gustas y, entonces, nos enrollamos. Como buena romántica que soy me baso más en esta premisa, pero reconozco que se corre el gran riesgo de mantener una eterna tensión sexual (es decir, de no comerte una mierda).

Aunque no me libro de haber tenido un buen número de “Amores de barra” como decían las de Ella Baila Sola (me veo obligada a mencionarlas porque aún conservo su primer disco original que me compré a los 14 años como una loca), lo cierto es que pocos de éstos me han durado más de una noche y sólo uno de ellos llegó a ser mi novio durante más tiempo del que habría imaginado aquella noche de borrachera… Y es que, como decía al principio, yo siempre he sido más de primero me gusta un chico y después ya tengo ganas de más.  

No podemos evitar ser como somos pero últimamente pienso que los que nos decantamos por la causa-efecto alargamos demasiado la fase de coqueteo porque, aunque es con diferencia nuestra parte preferida de las relaciones, me he dado cuenta de que puede complicar las historias hasta el punto de mantenerlas por siempre en la tan odiada friend zone. Y eso no mola nada.



Los partidarios del ensayo-error tienen razón en una cosa, y es que puede que unos días, unas semanitas o incluso unos meses de flirteo, dependiendo de la frecuencia con la que te veas, estén muy bien, porque incluso ellos reconocen que las miradas cómplices, el intercambio de teléfonos o el primer mensaje son grandes momentos de amor. Pero creo que va a ser verdad que el primer polvo cuanto antes, mejor, que así de claro me lo ha explicado uno de mis grandes inspiradores con el que practico mucho “sexo oral”, como él ha denominado a nuestras grandes conversaciones sobre amor y pasión.


Mi gran duda es si el culpable es mi subconsciente, que me hace ir de dura por la vida porque en el fondo sabe que me encanta disfrutar de esos clímax (cuando llegan) porque siempre es mejor con ganas (otra gran fase de mi muso) o si el culpable es mi corazón que, con tantas tiritas como tiene, se siente más seguro en una zona de confort en la que los sentimientos no llegan a fluir… 

7 comentarios:

beamijita dijo...

Jajaja! Que grande eres Revototal!! Cargada con dos pistolas como dice Lorringa!! Yo toy 50-50 contigo jajaja! Creo que los amores de barra pueden llegar a ser algo más, pero en contadas ocasiones porque en esos momentos buscamos los que buscamos y no es el amor de nuestras vidas!! jajaja!!
Y después totalmente deacuerdo con el hecho de que nos pasamos pelando la pava ahora mismo con tanta app y tanta mierda...quedemos a tomar algo, follemos, despeinemonos, yo que se!! pero hagamos algo mas que hablar via whataspp!! o caeremos todos en la friend zone...

beamijita dijo...

Y por dios!!! QUE TU MUSO ESCRIBA UN POST PARA ADOLESTREINTA YA!!! jajajaja!!

Revototal dijo...

Estoy en ello, xo dice q se le dá mejor el sexo oral q el escrito jajajajaj

Introspectivo dijo...

Coño Revo, por qué le haces esto a tu público? Es como elegir entre mama y papa. Aunque yo tengo claro lo que prefiero, cada plan tiene sus virtudes. Está claro que una conquista con nocturnidad y alevosía sabe dulce. Es como salir a jugar, ganar el partido y haber metido el gol de la victoria. Por supuesto no es igual si en frente tienes un rival de entidad o un equipo de tullidos.

Pero hay que reconocerlo, ese triunfo es fugaz. El alcohol, la oscuridad, la posible predisposición de los dos... Nada que ver con una conquista a la antigua usanza. Una compañera de trabajo, una amiga que te presentan y que aparece de vez en cuando, un piscinazo en facebook... Es lógico que estas historias tengan más probabilidad de éxito. Mezclas un par de latas de conservas y sacias el hambre, pero nada que ver con un buen guiso a fuego lento. Claro que luego también te puede quedar mal o lo que me pasa a mí de vez en cuando, que de tanto cocinar y ver desfilar viandas, se me quita el hambre. Sería lo equivalente a esa conquista que se pasa de rosca. De todas formas, para tranquilidad vuestra, somos nosotros los que con más probabilidad podemos acabar en la friend zone. Al tio el calentón no se le suele pasa, es más, quizá se acrecente.

Creo que cada caso es diferente y a veces tener sexo cuanto antes es conveniente, pero en la mayoría de las historias si tiene que pasar algo, acabará pasando. Conste que tampoco hay que dormirse, no olvidar que hay más pájaros en el mundo y todos pasan hambre. Cualquiera te puede robar la comida.

Patriola mola dijo...

Eso Revototal, tenemos que decirle a tu muso que escriba... que yo le veo mucho potencial adolestreinta!!!! ays, esto de la friend zone es una mierda... pero es la consecuencia de la falta de compromiso que nos afecta en los tiempos que corren.

Revototal dijo...

Gracias x tu aclaración Introspectivo, me quedo mucho más tranquila sabiendo que los tíos os mantenéis calientes! Jajjaaja. Pero me has dejado preocupada con tu último párrafo, no quiero que me quiten la comida!!!! Lo q pasa es q soy poco loba... Debería serlo un poco más verdad? Me pondré a ello...y os mantendré informados!

Revototal dijo...

Falta de compromiso of course pero yo hablo más bien de una friend zone pura y dura, con cero sexo, eso sí q es chungo...

 

Síguenos en Instagram

Lloros, ruegos y regalos caros a...

adolestreinta [@] gmail [.] com


Sigue ADOLESTREINTA en Bloglovin


Más Adolestreintas que leer

Y también en Google +

About