De vacas flacas y gordas

Hay veces que la vida te sonríe y hay veces que te tira al barro sin miramientos. Esto se conoce como "época de vacas flacas y gordas", de toda la vida vamos...


Cuando el jodido Karma te perdona (que no ocurre a menudo) parece que la vida gira solo y exclusivamente para que todo te salga bien y tú vas por la vida rollo Dorothy por sus baldosas amarillas...en plan puto amo...

Estás tres mil veces más buena (mentira cochina, sigues teniendo la misma cara de culo que tenías antes, pero tú estás to de subidón). Todo te queda mejor. Tus miserias son menos miserias. Estás que lo petas vamos.

Todo te sale rodao, no hay ni que esforzarse. Es como si una horda de duendes invisibles currasen día y noche para que tú no tuvieses que mover un solo dedo.

Destilas sex appel por los cuatros costaos y follas como un animalillo salvaje (cuanto más follas más quieren follarte, porque Bestias Parda, el follar se nota en la cara). Ansia viva pura, que hay que aprovechar para cuando vengan las vacas flacas y te pones a quedar con tíos como si no hubiera un mañana hasta que te saturas y ya no sabes quien te ha contado que y con quien has hecho que...Un clasicazo vamos...

Todo es jodidamente perfecto...

Pero como bien dijo Newton "todo lo que sube tiene que bajar" o adaptado al refranero español "no te vengas mu arriba que después te vas a dar una hostia gótica".

Y es ahí cuando llega la época de vacas flacas. De pasar hambre. De pisar todas las mierdas que te encuentras por el camino.

Parece que tienes bolas en vez de pies. Te caes, tu dedo pequeño del pie pilla fijación con todas las esquinas existentes. Y tú te enamoras de todo bordillo que te pueda hacer caer de boca.

En el curro todo es puto desastre. Estás retarder total. Pa que te den una paguita vamos (no caerá esa breva...). Dislexia latente. Tu jefe te mira como con cara de circunstancia, esperando que en cualquier momento se te caiga la babita.

No te enteras de un carajo. Estas son esas épocas en las que por mucho que te cuenten y te hablen tú estás como en un limbo mental por donde todo resbala.

Jodidamente perfecto....

Y lo peor es que solo queda esperar a que el ciclo pase y vuelvas las vacas gordas, bien rellenitas, esperando tranquilas hasta que te ahogues en la mierda más mierda para venir a darte dos toquecitos en la espalda y decirte... "anda no te pongas melodramática que todo pasa...las gallinas que entran por las que van saliendo...". Eso...o jugártelo todo en la rueda de la fortuna...pero a mi la suerte nunca me perdona.

#putokarma


1 comentarios:

Revototal dijo...

Qué gran verdad colegui! Yo ahora mismo me encuentro en una semana con poca energía pero como el puto karma nunca me ayuda voy a encargarme yo de espabilarme solita q para eso es juerneeees!!!

 

Síguenos en Instagram

Lloros, ruegos y regalos caros a...

adolestreinta [@] gmail [.] com


Sigue ADOLESTREINTA en Bloglovin


Más Adolestreintas que leer

Y también en Google +

About