¡Cuida tu piel!

Va llegando el verano. Y -al igual que -  mi segundo post, se hacía de rogar.  Pero parece que , tanto el como yo , ya estamos aquí, dispuestos a disfrutar el uno de otro. No sin antes coincidir en que, en este disfrute , hay un elemento al que debemos tener en cuenta cuidando y  mimando, y al que , tanto el verano como yo, y muchas de las que leáis esto,  solemos respetar poco: nuestra piel.  

Son muchas las perezas y las pocas ganas que me encuentro cuando pregunto a mis clientas acerca de qué hacen o cómo se cuidan la piel. Los “bebo poquísima agua”, “no me echo crema”, “uufff…como bastante mal” o “ni idea de qué producto usar” son demasiado frecuentes y la gran mayoría de las veces ,  dan respuesta a ” ¿por qué tengo la piel tirante?, “la siento seca”, “se me irrita”, etc.

Muchas veces es desgana a la hora de ponerse a ello o desconocimiento de cómo hacerlo. Por ello, os propongo ideas de qué hacer para cuidar la piel y qué cosas debemos evitar para no dañarla y mantenerla bonita. 



Sobre todo en el verano, con el incremento de las temperaturas y los más que frecuentes rayos de sol, debemos usar un protector solar SPF 30 (o de más alta protección) , que debemos usar tantas veces como sea necesario, para evitar la formación de arrugas y manchas. No debemos olvidar que la piel es un organismo con memoria propia, y que va te  a recordar cuanto sol has tomado a lo largo de vida , en forma de manchas, con el paso de los años. Por esta razón, es importantísimo el uso de cremas solares durante el verano.

Otro elemento al que no debemos olvidar evitar en verano es el cloro. Siempre que nos damos un baño en la piscina, nos aconsejan quitarnos el cloro en las duchas de la piscina.  Pues el consejo no está mal, pero hay que tener en cuenta que, esa agua de las duchas también contiene cloro. El cloro que se usa para matar las bacterias que viven en el agua, generalmente. También se usa para la fabricación de PVC´s  y como gas venenoso. No creo que sea necesario identificar el daño que le pueda hacer a nuestra piel. Por tanto, es muy aconsejable que, cuando salgamos de la piscina, y en la medida de lo posible, nos lavemos con un jabón espumoso para intentar eliminar cualquier resto de cloro.
Aparte del sol y el cloro, nuestra piel tiene otro enemigo que se deja ver fundamentalmente en verano y en el que reparamos poco: el aire acondicionado. Los aparatos eléctricos de frío artificial que se usan en esta época suelen estar presentes a cada sitio donde vamos, a bajísimas temperaturas para mitigar el calor. Con tener el aire a tope lo que conseguimos es que el frío elimine la humedad natural del entorno, con lo que se resta la hidratación de la piel. Y no reparo en hablar de constipados  imprevistos, alergias,  dolores de cabeza, etc. Se ha de intentar, por tanto, regular la temperatura entre los 21º y 25º.

Además de sol , cloro, y aparatos de aire acondicionado,   hay otras cosas que debemos evitar si queremos mantener nuestra piel sana. Estas cosas se encuentran ya fuera de cualquier época estival, formando parte de nuestra vida cotidiana. Sorprenderá saber qué cosas , por lo simples que son, no benefician nada a nuestra piel. 

Acostarse sin desmaquillarse


Uno de los mayores tópicos que hay: ¡ Vuelvo de fiesta como para quitarme el maquillaje !. Nos ha pasado y nos pasa a todas. El ritual de limpieza de cara antes de acostarse. Tanto si ha sido un día duro de trabajo, o si has salido a divertirte, el ritual de limpieza de cutis suele producir desgana (Ojo! Nos a todas nos pasa esto) y el “ya mañana cuando me levante, me lavo la cara y listo” suele ser bastante habitual. Obviamos así que nuestra piel, elimina toxinas a través de los poros, y si éstos están obstruidos por restos de maquillaje, van a obstruirse hasta enquistarse , pudiendo desarrollarse así infecciones bacterianas (acné)
Por otro lado, al irnos a dormir sin desmaquillar, damos lugar a que la ropa de cama se ensucie, con lo que, al contacto de nuestra piel con la tela, también contribuímos a la suciedad en la piel, y por tanto, a dañarla.


Por tanto, al menos, intenta tener un paquete de toallitas desmaquillantes en la misma mesilla si la pereza te puede, y, en un pis pas, al menos, habrás eliminado gran parte del maquillaje y también la carga que puede acumularse en tu piel.

Si te consideras fan de los rituales de belleza y de los productos de limpieza de cutis y desmaquillantes, aconsejo un limpiador en espuma para limpiar los restos de base de maquillaje de lo que es el rostro. Para los ojos, los desmaquillantes bifásicos (para eliminar incluso con más facilidad los productos waterproof). Para los labios, cualquier producto que contenga glicerina , o incluso únicamente la vaselina neutra sirve para eliminar restos de pintalabios. Una vez que no hay restos de maquillaje en nuestro rostro, conviene hidratarlo. Ahora mismo hay miles de cremas hidratantes en el mercado dependiendo de los tipos de piel que hay. Elige la que más te convenga y a gusto. No obstante, yo propongo el uso de aceites esenciales como el de lavanda , rosa mosqueta o argan, para mimar la piel . Puedes mezclar unas gotas con tu crema o bien aplicarlo directamente. Los aceites esenciales siempre son beneficiosos.  



Explotarse los barros, espinillas, puntos negros, etc .

Además de conseguir una buena rojez, muchas veces conseguimos el efectos contrario  de lo que perseguimos  : adentramos más la suciedad que contiene el poro. Es mucho mejor realizar una limpieza de cutis en un centro de belleza donde un profesional ayudará a eliminar tanto  poros o barros obstruidos como espinillas.




Beber demasiado café.

 Tomarlo en grandes cantidades favorece a la sequedad de nuestro cutis, a la aparición de arrugas, y además, facilita que los granitos se enquisten. Es mucho mejor el té por su poder antioxidante.


Intentar mantener la piel limpia.

¿Qué cosas hacen que mi piel se ensucie , facilitando la obstrucción de poros, aparición de acné, etc? Pues cosas tan cotidianas como por ejemplo, llevas las gafas sucias, hablar horas y horas por el móvil, o incluso cuando usamos sprays fijadores para el pelo.  Debemos evitar que todos los objetos que usemos o tengamos cerca de la piel no estén sucios para mantener alejados de la misma a bacterias y toxinas.

Tampoco debemos abusar a diario del maquillaje. Si te maquillas a diario, y usas muchos productos para ello, intenta, al menos, una vez a la semana , no maquillarte para que tu piel se oxigene.

Abusar del azúcar, tabaco o alcohol.

Consumir muchos dulces o cualquier producto azucarado en demasía ayuda a la pérdida del colágeno que contiene nuestra piel, con lo que provocamos el aumento de flacidez.
Alcohol y tabaco provocan pérdida de hidratación en la piel y sequedad, y el tabaco, sobre todo, ayuda a la aparición del dichoso código de barras que puede aparecer encima del labio superior. Intenta eliminarlos de tu vida cuanto antes.





Y hasta aquí, mis consejos para mantener la piel sana. Ni que decir tiene que debemos beber agua, consumir alimentos que contengan vitaminas C (kiwi, naranja tomate,limón, pimiento verde y rojo, etc), B3 (brócoli, tomates, espárragos y plátanos, nueces, pollo, legumbres, etc E (Espinacas, almendras, calabacines, mango, etc ) y A ( hígado, patatas,  zanahorias,  verduras de hoja verde,  calabaza, etc.) , reducir el consumo de grasas,alimentos precocinados, con alto contenido en azúcar, etc y tener en cuenta todo lo dicho anteriormente. Pronto verás los resultados!








0 comentarios:

 

Síguenos en Instagram

Lloros, ruegos y regalos caros a...

adolestreinta [@] gmail [.] com


Sigue ADOLESTREINTA en Bloglovin


Más Adolestreintas que leer

Y también en Google +

About