Irse de Festival visto desde una Adolestreinta

Que ya no tenemos viente lo sabemos. Aunque nos neguemos, aunque digamos eso de "si yo estoy mejor ahora que a los 20", aunque sigamos manteniendo el espíritu adolestreinta a tope...ya no tenemos 20.

Hacía como un siglo y medio que no me iba de festival rollo acampada y todo el condumio. Vamos, lo que es ir a tirarse al barro, a lo loco, sin miedo. Pues ahí que fuimos al AlRumbo un trío calavera curioso.

Llegamos a Mauthausen (y perdónenme la referencia, pero es que eso era más un puto campo de concentración que otra cosa), con la moral a tope de power. Lo esperado tras toda una vida de ir a festivales chungos, vamos nada que no haya visto...

Y es ahí, justo ahí, cuando se produce la diferencia. Cuando suena el chasquido, el regustillo amargo en el paladar, esa vocecilla que te susurra..."treinta y dooos...treintaaa y dooosss...". Cuando todo lo que huele a cani te pone los pelos de punta (aunque eso me pasaba también a los veinte), lo de las duchas y los baños ya es como de campeonato, como bien dijo una colega loca que me eché "la peña que pasa que caga y se dedica a restregarlo por todas las paredes o qué", cuando las caminatas bajo el sol son el puto infierno por muy ciega que vayas y por todo el red bull del mundo que te hayas metido, cuando te dicen "rave" y te lo piensas no dos sino tres veces...

TREINTA Y DOS.

Y eso es así Bestias Pardas. A lo hecho pecho.



Eso sí...estuvimos cinco días a full, dándolo todo, viendo grupazos como Cypress Hill y metiéndonos con la gorda burguesa de Lauren Hill (buuuuu!!!)  y quitándonos espinitas como los Tokyo Ska. Haciendo colegas vecinos que seguro quedarán para mucho. Camisetas customizadas que solo entendemos nosotros. Surrealismo gratuito y plumas. Furcias con máscaras de Batman. Caminatas, más caminatas. Bolsas de hielo para vaciar el polo norte. Levantarse como Kinkones. Morir como las Bestias que somos...

La cuestión mi querida Bestia Parda, por muchos viente o treinta que tengas, es la ACTITUD. Y yo soy adolestreinta y moriré adolestreinta, así que ve poniéndote otra ronda de Mauthausen que si hay que tirarse al barro yo me tiro...

Porque la vida no es más que una...

A TOPE DE POWER!










3 comentarios:

CleveLand dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CleveLand dijo...

Cuánta energy!!! Pero hay que aprovecharse de lo que sabemos y que no sabíamos antes y de lo que podemos permitirnos y que no podíamos permitirnos antes, no?, es decir, ¿'dormir' en el suelo por elección?...

La penúltima vez en Ortigueira me prometí a mí mismo que nunca mais!

Y todo lo demás lo disfruto como un veinteañero cualquiera (excepto lo de restregar la mierda por las paredes que nunca le he entendido la gracia...)

Revototal dijo...

Depende del festival puede q lo aguantara a tope de energy pero Ortigueira???pasados los 30 no me siento preparada para volver!!!

Ha sido muy ilustrativo Beamijita!!

Y yo tampoco entiendo lo de restregar mierda, ni con 20 ni con 30...

 

Síguenos en Instagram

Lloros, ruegos y regalos caros a...

adolestreinta [@] gmail [.] com


Sigue ADOLESTREINTA en Bloglovin


Más Adolestreintas que leer

Y también en Google +

About