El verano que viví como Jonny Ramone

He tenido muchas vidas, tantas como peluqueros han pasado por mis manos. Actualmente soy Johnny Ramone, Hey Ho Lets Go! Y es que, qué tendrán los peluqueros que no podemos vivir con ellos pero sin ellos tampoco...

¿O sí? Porque pa lo que nos hacen y después cobrarnos ya ves tu!


Hoy soy Johnny Ramone, viví en los 80, pertenecí a una banda de rock y me pasé toda la vida llevando un peinado de mamarracha absoulta. Eso sí...hice temazos...

Otro verano pertenecí a la Kale Borroka. Fue el verano que decidí que los flequillos de dos centrímetros lo petaban...y no era cierto...más bien lo que lo petaba era mi cara...porque vamos, era para darme dos buenas hostias.

También formé parte de una tribu de surferas zombies. Fatídica decisión esa de llegar a la pelu y decirle al peluquero "me tiro al barro, hazme lo que veas!" y terminas con toda la cabeza rubia platino, estilo madre pasada de mechas, con el pelo pollo frito a lo Ramoncín. Mala época esa, malas decisiones tome, putas mechas californianas. Me cago en California oíga, que arda, ella y todas sus mechas!!

Viví en el pasado Egipto también emulando a Cleopatra pero sin Marco Antonio, usease, sin planchas; también como un chiquillo androgino francés o como un bollerita en potencia. Viví muchas vidas y pasé por muchas crisis...gracias a dios casi todas estéticas solamente.


Y es que toda crisis estética viene precedida por:

a) Una crisis personal que te revuelva los cimientos y te haga tener que cambiarlo todo de ti, porque todo huele a viejo, a naftalina.
b) Por percances tipo dejar que tu amiga Reme te corte el pelo, que te de un tijeretazo chungo de la muerte y que huya cual cobarde escaleras abajo (sí, yo soy de esas que se dejan teñir de rosa el pelo por una colega loca...)
c) Por necesidad, este era mi caso actualmente. Porque tu pelo de asco, porque tendrás que reconocerlo algún día, porque el daño que haces al mundo es menor si te quitas ese pelucón de mamarracha ilustrada y asumes que tienes el pelo pal arrastre.
d) Llana y sencillamente por puto aburrimiento. Esto Bestia Parda, esto es lo más peligroso, esto es lo que te hace decir "al barro" y terminar con un ataque de risa-guión-ansiedad que te cagas cuando ves todo tu pelo caer bajo tus pies.

Y es que, qué sería de la vida si los peluqueros no fuesen como tu madre, esas personas a las que les dices una cosa y se la pasan por el mismisimo forro de los cojones. Ole tú pisha!


Pero el pelo crece (tu puta madre), tienes que sanearlo (tu puta madre en motonabo) y estás más guapa (iiinnsss...por ahí te vas a libra...) y también porque toda Bestia Parda se tira al barro sin pensarlo...

Se despide Johnny Ramone...que el rock no pare putas!



0 comentarios:

 

Síguenos en Instagram

Lloros, ruegos y regalos caros a...

adolestreinta [@] gmail [.] com


Sigue ADOLESTREINTA en Bloglovin


Más Adolestreintas que leer

Y también en Google +

About