LOS FANTASMAS DE MIS EX NOVIOS

No podemos vivir en el pasado. No sólo porque los psicólogos se han cansado de explicar que provoca depresión, sino porque, además, el pasado puede controlar tu presente hasta el punto de impedirte avanzar hacia el futuro que realmente deseas.

Los adolestreintas sabemos que no es tan sencillo como parece porque todos hemos llegado hasta aquí con una mochila cargada de piedras, pero debemos aceptar nuestros errores y aprender a ir liberando carga de nuestra espalda para poder centrarnos en nuestro día a día o, lo que es lo mismo, mindfullnessear.

En lo que se refiere a los ex novios*, las piedras son enormes y, aunque intentamos librarnos de ellas desde el día siguiente a la ruptura es inevitable que una parte de ellos permanezca en nuestro interior física o psicológicamente.


*Este concepto incluye a ex amantes, ex rollos y ex amigos con (o incluso sin) derecho a roce.

En este sentido, existen dos grupos diferenciados, aunque todavía no tengo claro cuál de los dos puede afectar más a nuestras futuras relaciones…

Por un lado, tenemos a los que yo denomino Fantasmas Físicos, que aparecen en tu vida justo en el momento en que vuelves a ilusionarte. Y es que el poder de las hormonas es increíble. Unos pocos días y a veces incluso unas pocas horas con un nuevo chico que, como diría mi madre “te cae bien”, y los fantasmas aparecen en forma de whatssapp, de llamada o incluso delante de tu cara. 

Y entonces es cuando pensamos ¿será una señal que me avisa de que me estoy equivocando? Pero no caigamos en la trampa. Porque últimamente me he dado cuenta de que lo cierto es que, en la mayoría de los casos, no es más que una discriminación positiva hacia tu nueva ilusión. 


Por otro lado, se encuentran los Fantasmas Psicológicos o, lo que es lo mismo, esa parte oscura de tu ex que te acompaña por los siglos de los siglos. Y es que el subconsciente nos traiciona hasta límites insospechados y puede llegar a provocarnos un absoluto BLOQUEO que nos impide abrirnos a nuevas ilusiones porque nos hemos empeñado en creernos el tópico de que todos los hombres son iguales…

La buena noticia es que la lucha contra este segundo tipo de fantasmas es, en realidad, mucho más sencilla de lo que parece. Para empezar, porque no son una aparición, sino una mala jugada de nuestro cerebro que aparece cada vez que nos encontramos en una situación similar a la experimentada en el pasado. Y para seguir porque, además, suelen ser un recuerdo negativo, con lo cual sólo tenemos que eliminarlo de nuestra mente porque de nuestra vida ya había desaparecido hace mucho tiempo.






En cualquier caso, sea cual sea el tipo de fantasma que nos acecha la causa es, una vez más, el miedo. Porque no hay nada tan angustioso y tan poderoso como el miedo. Por ello debemos seguir luchando contra él en todas sus variedades y formas para poder abrirnos a conectar con nuevas almas sin sentir pánico. Y es que por algo dicen que quien teme a las almas se topa con fantasmas… 

4 comentarios:

CleveLand dijo...

Incluso miedo a que me tengas miedo..., a pesar de lo buenos que resultan los errores cuando se aprende algo. Demasiado miedo!!!

Revototal dijo...

Efectivamente, DEMASIADO miedo... Pero los valientes seguiremos luchando contra él!!

lara gutierrez sanchez dijo...

jodido amor...

lara gutierrez sanchez dijo...

jodido amor...

 

Síguenos en Instagram

Lloros, ruegos y regalos caros a...

adolestreinta [@] gmail [.] com


Sigue ADOLESTREINTA en Bloglovin


Más Adolestreintas que leer

Y también en Google +

About