Regresión a la media.


La vida nunca puede ser del todo mala o del todo buena.
Con el tiempo, las cosas vuelven al medio.
Y si estas en el medio por un tiempo, la escala se acabará inclinando hacia algún lado.
Las cosas volverán a ir muy bien o muy mal.

Este fenómeno estadístico se denomina Regresión a la media o dicho cotidianamente:

No hay mal que cien años dure.
Ni cuerpo que lo aguante.

Todos nosotros solemos tomar decisiones en el momento en el que peor estamos.
Decisiones que, habitualmente, son desproporcionadas al problema o no encaminadas hacia la solución correcta.
Cuando podríamos simplemente darle tiempo al tiempo porque, naturalmente, las cosas no pueden hacer sino mejorar.
Es decir, volverán a la media.

No importa lo despechado que estés, no importa lo triste, no importa si estás en la cresta de la ola o si te salen mariposas por todos los poros de tu piel.
Antes o después, volverás a tu estado natural.
Balanza compensada.



Parece magia y, en cierta forma, lo es.
Esto no quiere decir que recuperarás lo que tuviste antes de que las cosas se estropearan.
Pero si quiere decir que cuando se cierra una puerta se abre una ventana.
Aunque, a veces, estamos tan empeñados en la puerta que se acaba de cerrar que no vemos más allá.
No te empeñes en seguir aporreando la puerta.
Invierte tu tiempo en explorar el resto de caminos.
Quizás no sepas dónde te llevarán, quizás no sepas si te gustará el destino, quizás no sepas si estas haciendo bien... pero sí sabes a dónde te lleva el camino que ya habías elegido.
Y eso, amigo, te mantiene estático.

Como dijo Winston Churchill, si estás atravesando un infierno simplemente sigue caminando.

Pero camina sin pesos, suelta lastres, deshazte de todo aquello que hace que cada paso que das sea como dar la vuelta al mundo, déjate caer hasta el fondo y date ese sano empujón con el talón cuando toques suelo, no planifiques tu vida en contra de la gravedad porque, al final, todo lo que sube... termina bajando.
Volviendo a la media.

Y en esa media es dónde tienes que buscar tu felicidad.
Y si tu media no te hace feliz... cambia de media.





1 comentarios:

confesionesydesvarios dijo...

¡Cuánta razón tienes! Al final todo acaba pasando... de un modo u otro.
besos,
https://confesionesydesvarios.wordpress.com

 

Síguenos en Instagram

Lloros, ruegos y regalos caros a...

adolestreinta [@] gmail [.] com


Sigue ADOLESTREINTA en Bloglovin


Más Adolestreintas que leer

Y también en Google +

About