Más orgasmos, menos bombones. Tributo a Febrero.


No me gusta febrero.

Es un hecho.

Desde chiquitina.

Es un mes puesto ahí en medio de ninguna parte.

No es marzo con el despertar de la primavera, ni enero de la resaca post navideña.

Es un mes sin gracia, frío y traicionero.

Que tú te haces ilusiones de que está alargando el día y te pilla la noche desprevenida a las 7 de la tarde.

Para intentar "alegrarlo" algún iluminado plantó San Valentín el 14 de febrero. 

Es una fecha que me pone de muy mala leche.

Si tienes pareja y la celebras te gastas un dineral. 

Que digo yo que lo mismo te da irte de cena con velitas en marzo que te va a costar la mitad y que, puestos a demostrar cuánto os queréis, hay 364 días más igual de importantes.


Si tienes pareja y no lo celebras, mal.  
Porque aunque ambos digáis que no pasa nada, tenéis a toda la sociedad garrapiñada a vuestro alrededor mirándoos de reojo.  

"No lo celebran, será que están mal"


Si no tienes pareja, bienvenido a la época más solitaria del año. 

Es esa época que si te quieren se nota y si no te quieren se nota más. 

Prensa escrita, televisión, los enoooormes murales publicitarios del corte inglés... 

"Demuestra a tu pareja cuanto la quieres"  

Querido cupido, vete a la mierda.


Y encima es un mes que me roba protagonismo. 

Yo, la reina de los corazones amante del rosa, la dulce romántica soñadora... La que en el trabajo en vez de poner "alteración del ritmo cardiaco" pongo "alteración del Corazón negro grueso️" . 

Llega febrero y me veo invadida de corazones y escaparates rosas.


Señores, dejen de usar corazoncitos que me los gastan. 


Qué empacho de amor!!


Que esto no va así, que hay que quererse todos los días del año, que hay que dedicar tiempo a tu pareja siempre, que hay que cuidarla y mimarla hasta en verano cuando te echas a dormir en la cama y solo de respirar sudas. 

Porque dormir una noche del 14 de febrero acurrucaditos mientras fuera congela no tiene ningún mérito. 


Suerte que nos queda carnaval. 

Si, ese día en el que tienes 2 opciones.

Ir divina de la muerte y morirte de frío o ir tapadita y asarte de calor en los bares.

Sin contar con las alas, paraguas y gorros de mariachi que amenazan con sacarte un ojo al ir a pedir un cubata. 

Qué ganas de querer ser algo que no eres con lo bonito que es ser uno mismo. 

Yo, cuando me veo en las fotos de otros años, pienso: de verdad ese día te miraste al espejo antes de salir de casa???

Que hay gente que se viste como si fuera carnaval todo el año, también es cierto.


Otro grupo de personas que también les quita febrero el protagonismo. 


Resumiendo: por mí, ya lo pueden quitar del calendario.

Estoy pensando en empezar a recoger firmas. 

Me consuelo con que solo tiene 28 días... 

Mierda ... 

2016 es bisiesto... 




Pd: Este año me toca trabajar en San Valentín (al servicio de navarro de salud doy gracias porque no se me podía ocurrir plan mejor).

Atención, enamorados. 

Los empachos y subidas de azúcar se curan haciendo ejercicio. (Diabetes aparte)

Que los españoles celebramos mucho pero ya dicen las encuestas que polvos echamos los justitos.


Más orgasmos, menos bombones. Rosa










2 comentarios:

Revototal dijo...

Bravo Pekeley!!!! Me ha encantado tu reflexión sobre el mes de febrero en general y sobre San Valentín en particular. Las verdaderas románticas como yo pasamos del 14 de febrero...

pekeley dijo...

Gracias revo! Las romanticas de verdad no necesitamos ni cupido, ni san valentin. 1 besito solazo! =)

 

Síguenos en Instagram

Lloros, ruegos y regalos caros a...

adolestreinta [@] gmail [.] com


Sigue ADOLESTREINTA en Bloglovin


Más Adolestreintas que leer

Y también en Google +

About