El síndrome de la chica puente, o el “ay pobrecito, ven, que yo te quito to los males”

- Escrito por Anabel Ardilla -

El día de la revelación ha llegado. Tras meses de duelo por la pérdida de tu ex, estás dispuesta a salir de la cueva y volver al mundo del ligoteo. Esto, o bien lo has conseguido calzándote a todo al que has pillado los sábados por la noche, o pasando un par de estaciones en los que tu mayor contacto con el sexo opuesto ha sido el cumpleaños de tu primo el del pueblo. El mío suele ser éste último, aunque reconozco que siempre intento lo primero.
Te depilas (sobre todo si eres de las de la segunda opción), reactivas tu cuenta de Tinder y cuando sales con tus amigas vuelves a ponerte los morros rojos.

Tras algún escarceo, quedas con un tío que hace mil años que no ves, con el que nunca tuviste nada y en realidad no recuerdas ni si te caía bien, pero no tienes planes y bueno, a ver qué pasa.
Y pasa que te diviertes, os ponéis al día y resulta que lo ha dejado con esa novia que tu recordabas que era como otra extremidad suya, y al final...pues eso, acabas a las 4 de la mañana (y eso que tu ibas a tomarte una caña por cumplir), enrollándote como una adolescente en el bar de turno.

No le das demasiada importancia hasta que al día siguiente te escribe, y al otro y al otro...y seguís quedando. Cuando te cuenta que eres la primera chica con la que está tras su ex, escuchas una alarma interior, y en tu cerebro se enciende una luz roja; pero bueno, como el chico parece que está muy dispuesto y no para de proponerte cosas, silencias la alarma y te relajas. Total…si tú sales al mundo ya curadita, por qué el resto no iba a hacer lo mismo, ¿No?
Hay algo de él que no te termina de gustar, sabes que no es tu tipo de tío para nada, que tenéis en común el blanco de los ojos y bueno, así en lo más íntimo, pues fuegos artificiales, no es que haya, pero le ves con tantas ganas que al final te las contagia.
Y de repente, tras un par de meses empieza a desaparecer, y tú que ya te lo hueles, te acuerdas de aquella alarma, (que el sonidito decía algo así como: "¡Peligro, peligro, éste busca chica puente”!) y te suelta el “tenemos que hablar” versión 3.0, “que siente cosas, pero no está preparado para tener algo tan parecido a una pareja”. En ese instante tu alucinas pepinillos porque no recuerdas haber sido la primera en cogerle la manita por la calle en ningún momento y eres tú la que sólo sonreía y se quedaba calladita cuando planeaba viajes a las dos semanas de liaros.

Empiezas a pasar, pero seguís hablando, tonteos on line que no entiendes, algunas quedadas que no llegan nunca… hasta que al final las conversaciones se reducen a las de dos conocidos que cuando se aburren abren el whatsapp y un día…te cuenta que se va de fin de semana con una chica. Ahí te invade una mala hostia que no sabes ni de dónde te viene y encima te quedas con las ganas de decirle que no follaba tan bien.

¡Ah! Y para quitarte las penas, escribes a un ex rollete que lo acaba de dejar con la novia, que con ese al menos, ya sabes que si hay fuegos artificiales y reactivas por trigesimonovena vez Tinder. Eso sí, no sin antes subir el volumen de la alarma.

Anabel Ardilla

6 comentarios:

Introspectivo dijo...

Ardilla no puede ser un apellido, o si? Me encantaría apellidarme Ardilla, que pena que no sea real. Recuerdo un puente que hice, hace un par de años. Y recuerdo que me sentí fatal. En mi defensa y la de ese chico diré que nunca sabes que lo estás haciendo cuando lo estás haciendo. No del todo al menos. Pero definitivamente creo que es mejor no pensar que ese puente al final te llevará a otro lugar porque nunca disfrutarías de las vistas. Y quien sabe, igual te acabas tirando al río. No literalmente... el río no es nadie... da igual. Bienvenida.

Anabel Ardilla dijo...

jajaja!!No es mi apellido, pero desde hace años va conmigo a todas partes.
Como dice una amiga...todos hemos sido puente, y...quién no ha necesitado uno?
Gracias por el recibimiento!

Natalia Portman dijo...

Bienvenida Ardilla. Má molao

Anabel Ardilla dijo...

Muchas gracias!!!

Adoles Treinta dijo...

Ardilla felicidades por tu estreno jejeje! welcome to the jungle!! Introspectivo, tus reinas moras te echan de menos,dichosos los ojos que te ven!!

Introspectivo dijo...

Reinas moras, ultimamente os pongo los cuernos con otra pero en cuanto tenga algún tema candente y morboso volveré como vuelven los ex de Ardilla. También podríamos hacer quedada Adolestreinta en el BBK. ¿Quién se viene conmigo? :)

 

Síguenos en Instagram

Lloros, ruegos y regalos caros a...

adolestreinta [@] gmail [.] com


Sigue ADOLESTREINTA en Bloglovin


Más Adolestreintas que leer

Y también en Google +

About